viernes, 30 de marzo de 2012

Microorganismos que limpian las aguas de colorantes

Microorganismos que limpian las aguas de colorantes: Así, para el desarrollo del proyecto, se aislaron varios microorganismos de diferentes especies arbóreas del área metropolitana. Fueron más de noventa las que se evaluaron, a fin de determinar cuál era su potencial para degradar colorantes sintéticos. Se hizo una preselección y quedaron treinta. Al final, se seleccionó al LBN6 como el hongo con las enzimas más propicias y aptas para este trabajo.
“Estos residuos terminan por ser vertidos en los afluentes, pues cuando se hace el teñido de los textiles los colorantes no se fijan del todo a las telas y terminan ensuciando el agua. Son muy estables y dan mucha garantía a los tejidos. Pero cuando están en las aguas son un problema porque impiden que pase la luz, lo que afecta a los organismos acuáticos. Además, se ha encontrado que esas sustancias son carcinogénicas, mutagénicas, teratogénicas tanto para los humanos como para los animales”, explica María del Socorro Yepes Pérez, docente de la Escuela de Química de la Facultad de Ciencias.
Diferentes industrias le hacen tratamiento a las aguas que contaminan. Sin embargo, estas prefieren pagar las retribuciones económicas a que las obliga el Estado, pues les resulta más barato que hacer un trabajo de conservación.
Los microorganismos procesan estas sustancias colorantes de dos formas. La primera consiste en absorber el colorante, lo que traslada el problema a los microorganismos mismos, que tendrían que tratarse luego. La segunda es enzimática: los microorganismos producen enzimas que degradan el colorante, lo que da fin al problema, pues los compuestos producidos por la degradación tienen menos toxicidad o no son tóxicos en absoluto.
Entonces, dice Yepes: “buscamos microorganismos degradadores de lignina, uno de los componentes de las paredes de los vegetales y de los hongos, porque es muy estable y muy difícil de degradar. Estos microorganismos producen unas enzimas que degradan la lignina y, en ese proceso, generan energía. Los colorantes sintéticos tienen unas estructuras con propiedades parecidas a las de este componente natural, por lo que hay que volverlo inestable para que se pueda degradar”.
Los investigadores  evaluaron varios de los tintes que se usan en los textiles y encontraron que uno de los más usados es el Negro Remasol B. De este se ha obtenido una degradación de más del 90%. Pero, según Yepes, queda como tarea “aumentar la efectividad del extracto enzimático microbiano para actuar sobre otros colorantes tanto por separado como juntos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribir aquí comentarios, impresiones, consultas o aportes. Pronto responderemos.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.