domingo, 13 de enero de 2013

Los proyectos de AGA serían de más impacto para el Tolima

Los proyectos de AGA serían de más impacto para el Tolima:
Por las irregularidades con las que arrancó su proyecto en La Colosa, detectadas por organismos como la Contraloría General, y la forma ‘discreta’ en la que ha logrado expandir nuevos proyectos para el Tolima, AngloGold Ashanti sigue siendo una de las empresas más cuestionadas en la locomotora minera del país.

Desde que fue anunciado el yacimiento minero en La Colosa por parte de AngloGold Ashanti (AGA), una de las compañías mineras más grandes del mundo, se ha cuestionado desde diferentes estamentos su estadía en el Departamento.

Lo anterior, no solo por el impacto
 ambiental que significaría la minerìa de oro a cielo abierto, sino, también, por la expansión paulatina y secreta  que ha tenido la empresa, a través de proyectos como La Colosa, La Colosa Regional, Anaima Tocha, Santamaría y el último, que busca su extensión en las planicies del Tolima.
 

Alejo Pulido, investigador social, recuerda por ejemplo que en febrero de 2011 ante el rechazo de los campesinos de Anaime de la
 entrada de AGA a la región, uno de estos habitantes decía: “Ellos (AGA) hablan del proyecto La Colosa, pero no hablan del proyecto La Colosa Regional, y Anaime está concesionada”.

Proyecto La Colosa Regional

Según AngloGold Ashanti, el proyecto La Colosa está localizado en Cajamarca y es uno de los prioritarios para la compañía. 
No obstante, “a medida que avanza la exploración, los resultados de esta actividad permiten establecer la ubicación exacta de otros posibles proyectos y la forma en la que se desarrollaría a lo largo del tiempo.

“Además, hay que señalar que los proyectos mineros deben identificar también posibles ubicaciones para la infraestructura necesaria para desarrollar el proyecto”, explica.
 

De igual forma, según el reporte de 2010 que AGA publica para sus inversionistas, que “la exploración en Colombia incluyó el proyecto La Colosa Regional, que
 tiene un área de 60 mil metros cuadrados”, mucho más grande que el proyecto  La Colosa, que tiene 517,75 hectáreas”. 

“En una conferencia sobre minería orientada en 2010 en Australia, AGA también afirma que La Colosa Regional tiene un potencial de reservas de oro muy superior a los 50 millones de onzas (cinco veces más grande que el tamaño de las reservas de La Colosa hace dos años)”, asevera Pulido.
 

Lo dicho por AGA explicaría que en los informes publicados en 2012, aparezca que el proyecto La Colosa Regional pasa a llamarse Anaima Tocha, que cubriría los municipios de la cordillera central del Tolima y buena parte del Quindío.


El investigador señala que “probablemente el yacimiento del proyecto La Colosa, de 23 millones de onzas (uno de los más grandes del mundo) se repita en otras partes de las montañas del Tolima, desde el Parque Nacional de los Nevados hasta el Nevado del Huila.
 

“De acuerdo con Mark Cutifani, la máxima cabeza de la empresa, el proyecto Anaima Tocha, que rodea La Colosa y cuyo control está en manos de AGA, podría convertirse en una nueva zona minera”.
 

En cuanto al proyecto Santamaría, se espera que entre en producción en 2025. Sin embargo, su ubicación no es conocida aún, pero según la compañía minera, se trataría del mismo proyecto de La Colosa.
 
AGA continúa comprando predios
  
Actualmente, en los alrededores de La Colosa, como lo atestiguan varios campesinos y lo confirma AGA, se han venido comprando tierras en varias veredas. Según la empresa, “es para una eventual compensación ambiental en caso de que el proyecto de La Colosa avance. 

“Por ello, como parte de los programas de exploración, se ha desarrollado estudios aéreos, que consisten en unos sensores que se anexan al helicóptero para medir las propiedades naturales de las rocas en el subsuelo (magnetismo y conductividad para generar mapas geológicos).
 

No obstante, aunque AngloGold indica que esto se ha hecho con el consentimiento de los campesinos, hay quienes contradicen y dan a conocer que estos trabajos han causado importantes daños en las fincas de la región.
 

Según Pulido, la compra de tierras obedece también a la inevitable expansión del proyecto.
 

“Para la explotación de 23 millones de onzas se afectaría un área muy superior a las 515 hectáreas actuales, un cálculo aproximado del área que impactaría La Colosa para extraer las reservas estimadas hasta ahora (y que pueden llegar a ser de 35 MOz) sería de por lo menos 15 mil hectáreas, equivalente a la tercera parte del municipio de Cajamarca”.
 
La expansión hacia el Plan Tolima

Pulido indica que la empresa no solo ha mirado hacia las montañas, sino, también, hacia las planicies del Tolima. “El pasado 5 de diciembre, en el corregimiento Doima, en Piedras, representantes de AGA tuvieron una reunión informativa con la comunidad.
 

“En ella aclararon que no estaban buscando oro, sino un lugar para el procesamiento del mineral, lo que incluía pruebas para evaluar la estabilidad del suelo. En esta reunión  quedó claro que el proyecto minero podría afectar a varios municipios, que no necesariamente tienen yacimientos de oro, sino que pudiesen tener las condiciones para albergar el tratamiento y el almacenamiento  de miles de  millones de toneladas de rocas para la extracción del oro”.
 

También se mencionó que para la planta de procesamiento se estaba considerando 15 municipios en un radio de 100 kilómetros alrededor del proyecto La Colosa, que, además del Tolima, incluiría a Valle del Cauca, aunque el Quindío estaría excluido por ser patrimonio de la Unesco.
 

Pulido afirma que “de acuerdo a lo dicho por la empresa, podrían estar involucrados los municipios de Piedras, Ibagué, Coello, San Luis, Valle de San Juan, Guamo o Espinal, entre otros”.
 

EL NUEVO DÍA indagó la veracidad de estas afirmaciones a AGA, que respondió: “Varias locaciones se están considerando. Sin embargo, algunos análisis se están desarrollando para determinar las alternativas más opcionadas. Una vez esta información esté disponible, la compartiremos con las comunidades involucradas”.
 

Sin embargo, explicó que para dicho proyecto se está haciendo los estudios de factibilidad ambiental. “Puede asegurarse que si el procesamiento del mineral se desarrolla es justo porque el proyecto ha obtenido una licencia ambiental que incluye los planes de manejo ambiental establecidos por las autoridades respectivas” (ver recuadro proceso).
 

De igual forma, la compañía, en la socialización con la comunidad de Doima, explicó que ha considerado posibilidades como vía férrea, carretera o una tubería conocida como mineralogista.  “Estamos haciendo el estudio. En cuanto tengamos más información disponible la compartiremos”, informa AGA.


“Las actuales evidencias muestran que el área de influencia de la minería a cielo abierto será mucho más grande que Cajamarca , y que podría abarcar una importante región de las montañas y las planicies del Tolima”, concluyó Pulido.

Los títulos mineros de AGA

De acuerdo con registros de Catastro Minero Colombiano, AngloGold Ashanti acumula 90 títulos en el Tolima, equivalentes a 220 mil hectáreas, que se concentran en los municipios que harían parte del proyecto Colosa Regional o Anaime Tocha: Anzoátegui, Ibagué, Cajamarca, Rovira, Roncesvalles, Chaparral, Rioblanco y Planadas.

Existen títulos en un solo municipio o que cubren varios de éstos, que pueden llvegar a sumar 54 mil 289 hectáreas, en el caso de Cajamarca, o 54 mil 636 hectáreas, en Ibagué. Rovira, por ejemplo, tiene casi 20 mil hectáreas en títulos solo en su territorio, mientras que comparte títulos con otros municipios por 11 mil 94 hectáreas.
Publicada por
EL NUEVO DÍA
2013 I 14

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribir aquí comentarios, impresiones, consultas o aportes. Pronto responderemos.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.