jueves, 5 de enero de 2012

Nevados en Colombia podrían desaparecer

Nevados en Colombia podrían desaparecer: “Las montañas son fuentes esenciales de agua dulce, pero su papel como recurso hídrico puede alterarse significativamente por el cambio climático. Nunca en el pasado se habían presentado temperaturas tan altas como las registradas hoy día, por lo que los glaciares en Colombia están casi que condenados a desaparecer”, precisó Vuille.
En los últimos 50 años, la temperatura ha subido 0,7 grados centígrados. En la Cordillera de los Andes, los picos más altos están cubiertos por hielo y nieve. Los Andes tropicales, por ejemplo, son hogar del 99% de todos los glaciares tropicales y estos proveen importantes servicios como dotar de agua dulce, durante la temporada seca, a las poblaciones localizadas río abajo.
De acuerdo con el experto, estas montañas nevadas son únicas en cuanto a su masa, su balance de energía y su sensibilidad al cambio climático; lo cual sucede de manera diferente en los glaciares de medianas y altas latitudes. Desde mediados del siglo XIX hasta la fecha se han ido perdiendo terrenos de hielo en los picos, al punto de desaparecer en varias regiones de Suramérica. Por ejemplo, Venezuela ha perdido más del 95% del área cubierta. Hoy solo quedan, aproximadamente, dos kilómetros cuadrados de hielo.
Aunque Colombia presenta unas condiciones geográficas diferentes a las del resto de la región, pues su recurso hídrico no depende tanto de los glaciares sino de su sistema de páramos –de los cuales también se han perdido ocho en los últimos 45 años–, el impacto por la pérdida del glaciar es un medidor importante del daño ambiental causado por el hombre al planeta.
Vuille dijo que el CO2 es un gas que no desaparece fácilmente de la atmósfera. De hecho, explicó que “este gas se queda por cientos de años afectando el ambiente. El CO2 que nosotros producimos va a afectar a muchas generaciones siguientes, pues hará aumentar la temperatura”.
Este recurso de montaña es indispensable para la irrigación, el suministro municipal e industrial de agua, la generación y producción de energía, además del aprovisionamiento a los ríos de tierras aledañas. En Perú, durante la temporada seca, el suministro de agua de los glaciares es vital para su desarrollo. Sin el agua de esos glaciares no se podría abastecer a la población por la escasez de lluvia.
Los glaciares andinos han estado en retroceso durante las últimas décadas. De hecho, se proyecta su desaparición por completo en el siglo XXI, lo que pone en la mesa la discusión sobre el medioambiente y el adecuado tratamiento del planeta Tierra.
Estas reflexiones se llevaron a cabo durante el Séptimo Diálogo Interamericano sobre la Gestión del Agua, llevado a cabo recientemente en la UN en Medellín. En este encuentro participaron los profesores de la sede, Verónica Botero, Carmen Elena Zapata y Oscar Mesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribir aquí comentarios, impresiones, consultas o aportes. Pronto responderemos.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.