viernes, 14 de diciembre de 2012

Aniversario de la Declaración Universal de Derechos del hombre (1948)

Aniversario de la Declaración Universal de Derechos del hombre (1948):
Parar la guerra contra la Madre Tierra y la Humanidad



El 10 de diciembre de 2012 es el 64 aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos. El mes y año en que antiguos pueblos de diversas culturas, etnias y territorios anunciaron el fin de un tiempo y el inicio de un nuevo tiempo de paz y prosperidad, inimaginable para la Humanidad integrada en equilibrio y armonía con la naturaleza.
Vivimos el fin de un tiempo, el del Mal Vivir que azota actualmente a la Humanidad. La crisis sistémica y civilizatoria, que es una crisis financiera, económica, medioambiental, energética, alimentaría, ideológica, de cohesión social y política, es el fin del sistema-mundo del capitalismo financiero internacional, pues no es otra que el cuestionamiento y rebelión de todos los pueblos contra su hegemonía y Poder. Ha estallado una vez que se ha extendido hasta el último rincón de la Tierra por la lógica intrínseca del propio sistema. La dialéctica de sus procesos internos ha provocado la necesidad de una profunda redistribución del Poder entre las élites gobernantes y la guerra abierta entre todas ellas, que no está sino en sus comienzos. El gran reto que tiene la Humanidad es parar la salida a través de la guerra como hasta ahora ha sido siempre en el capitalismo, y como lo es ya en esta guerra civil global no declarada que sufrimos por la explotación de los recursos naturales y de las personas en todo el mundo. Esta guerra es ya la mayor catástrofe ecológica, el mayor desastre humanitario y el mayor retroceso civilizatorio que borra por completo los Derechos Humanos que hoy conmemoramos.
Como decía Vandana Shivai hacer la paz con la Tierra siempre ha sido un imperativo ético y ecológico, que se ha convertido ahora en un imperativo para la supervivencia de nuestra especie. La dictadura del capital financiero internacional (1.175 personas que controlan las 147 sociedades de capital riesgo que dominan a las 43.070 transnacionales que controlan todos los mercados del mundo) y la mercantilización de toda la Vida, que supone elevar el Mercado a la posición de principio superior organizativo de la sociedad y única forma de cuantificar nuestro bienestar, ha llevado al debilitamiento de los procesos que mantienen y sostienen la Vida en la naturaleza y a las sociedades humanas. Las necesidades en alimentación y agua de la gente sólo pueden satisfacerse si se protege la capacidad de la naturaleza para producir alimentos y agua. Por ello, defender los derechos de la Madre Tierra es el más importante de los derechos humanos y de las luchas por la justicia social. Es el más amplio movimiento pacifista de nuestra época.
El nuevo tiempo nace en una situación inimaginable, con mucha debilidad y mediocridad en toda la humanidad. Pero hay una buena señal para recobrar el equilibrio y la armonía: la conciencia y movilización social mundial. El tiempo del cambio ha llegado en un periodo de inseguridad e inquietud. Abriéndonos hacia los demás y desarrollando un verdadero espíritu intercultural, a pesar del presagio de perdida para la humanidad que la amenaza, la satisfacción vendrá con el Gobierno Democrático Mundial que ha de apoyarse sobre el Poder soberano de la ciudadanía mundial y el reconocimiento de los derechos jurídicos de la Madre Tierra, ideas que tendrán el poder de llegar hasta el último rincón y acabaran con las guerras, hambrunas, migraciones inseguras, desintegración social y amenazas medioambientales. La voluntad de superarse y elevarse de la propia Humanidad tendrá éxito y traerá la esperanza y la dignidad a la humanidad devolviéndole la soberanía y la libertad.
Hoy la ciudadanía para poder disfrutar de nuestros derechos, tenemos que recurrir al supremo recurso de la rebelión, como establece el tercer considerando del preámbulo de la propia Declaración de los derechos Humanos, pues hay una situación extrema de tiranía y opresión que exige esta respuesta. El mismo espíritu rebelde que llevó a los colonos americanos a la Declaración de independencia y al concepto jurídico de ciudadanía.
Y como dice el quinto considerando de la Declaración, los pueblos del mundo nos reafirmamos en la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor del ser humano y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y nos declaramos resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de libertad y democracia participativa. Y nos comprometemos a trabajar para lograr el respeto universal y efectivo de todos los derechos humanos. Y reafirmamos el Art. 28 a establecer un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos: El Buen Vivir.
El objeto de ATTAC es la reapropiación, por parte de la ciudadanía, del poder de decisión que la esfera financiera ejerce sobre todos los aspectos de la vida política, económica, social, cultural, e informativa en todo el mundo. Y esto tan sólo se puede conseguir extendiendo la verdadera Democracia a todo el mundo y a todos los niveles. Nos permite imaginar y crear democracias vivientes basadas en el valor intrínseco de todas las especias, de todos los pueblos, de todas las culturas, y un reparto justo y equitativo de los recursos vitales de esta Tierra, un reparto de las decisiones sobre el uso de los recursos de la Tierra. La Democracia Mundial del S. XXI protegerá los procesos ecológicos que mantienen la vida y los derechos humanos fundamentales que son la base del derecho a la vida, incluyendo el derecho al agua, la alimentación, la salud, la educación, el trabajo y el sustento. Hay que escoger ¿Obedeceremos las leyes de mercado, de la codicia corporativa, o las leyes de la Madre Tierra para mantener los ecosistemas terrestres y la diversidad de los seres vivos?
La anunciada batalla de Harmagedón es la batalla a la que todos y todas estamos convocados, la batalla para construir un mundo, una Humanidad y un Gobierno Mundial Democrático, legítimo y transparente. La batalla para parar la guerra contra la Madre Tierra y la Humanidad.
Nota:
i Discurso de Vandana Shiva al recibir el Premio Sydney por la Paz 2010. Sydney
Fernando Moreno Bernal. ATTAC Andalucía en Cádiz

Los grandes árboles peligran

Los grandes árboles peligran:
Los grandes árboles centenarios están en declive a lo largo de todo el mundo de una manera similar a como lo están los grandes mamíferos.
Foto
El mayor y más masivo ser vivo del planeta Tierra no es la ballena azul, sino una secuoya gigante. Estos y otros árboles milenarios han sido testigos de las hazañas humanas, pero también de sus más profundas miserias. Estaban antes de los que vivimos en este momento y antes de nuestros más inmediatos antepasados. Algunos pinos bristlecone de California ya habían crecido cuando hace 5000 años la civilización egipcia aún no había florecido. El Viejo Tjikko, en Suecia, es el árbol clonal individual más antiguo, con 9550 años. En esa época no había civilización alguna ni escritura y el ser humano acababa de salir de la época glacial para empezar a cultivar la tierra. Pero la colonia clonal más antigua es Pando, cubre 43 hectareas en el Fishlake National Forest (EEUU) y se le estima una edad de 80.000 años.
Foto

La secuoya general Sherman es el ser vivo individual más masivo de la Tierra.
Pero además de estas marcas extremas hay muchos árboles viejos y grandes (en su mayor parte desconocidos e ignorados) a lo largo de todo el mundo. Se produce cierta mística cuando uno toca con sus propias manos una inabarcable secoya roja rasca el cielo, un viejo baobab castigado por los dioses a estar plantado del revés o un viejo castaño ahuecado por el tiempo y alimentado por la propia madera descompuesta por hongos que una vez le hizo estar erguido y desafiante. A uno le puede quedar la esperanza de que las siguientes generaciones puedan disfrutar de esos magníficos árboles, pero parece que tampoco queda ese consuelo.

Además de lo injusto que sería el eliminar unos seres que han estado aquí durante cientos o miles de años, estos árboles cumplen una labor ecológica muy importante, pues son el refugio de muchas otras especies que en algunos ecosistemas pueden suponer un 30% de las especies de animales.

Los viejos árboles almacenan carbono, reciclan los nutrientes del suelo, crean ricos lugares en donde pueden vivir otras especies y regulan el agua y el clima locales. Estos seres proporcionan abundante comida a numerosos animales en forma de frutos, flores, follaje y néctar. Además, sus troncos huecos proporcionan un lugar de nidificación o refugio para aves y otros animales.

La pérdida de estos grandes y viejos árboles significaría la extinción de muchas otras criaturas.

Todo esto viene a cuento porque estos viejos y grandes árboles están muriendo a lo largo de todo el mundo, presumiblemente debido a la actividad humana.

Un estudio realizado por David Lindenmayer, del ARC Centre of Excellence for Environmental Decisions y Australian National University, y sus colaboradores señala la alarmante pérdida de árboles centenarios en los bosques de todo el mundo, en sabanas y regiones agrícolas, incluso también en las ciudades.

Los autores del estudio urgen para que se identifiquen las causas de esta pérdida y a las autoridades para que elaboren estrategias que lo eviten. Sin esas políticas, afirman, los grandes y viejos árboles desaparecerán en muchos lugares, desencadenando pérdidas en la biota y en la funcionalidad de los ecosistemas.

Entre los datos usados para el estudio están los registros forestales suecos que se remontan a 1860 o el estudio de 30 años de duración realizado sobre el bosque de Eucalyptus regnans australiano.

No solamente los incendios provocan este fenómeno, pues la pérdida de estos árboles es diez veces superior al ritmo normal cuando no hay incendios forestales. Entre las otras causas puede estar la sequía, la alta temperatura o las talas.
Foto

El valle del parque Yosemite en California.
Estos científicos observaron el mismo patrón en el parque Yosemite en California, en la sabana africana, en la selva brasileña, en los bosques templados europeos y en los bosques boreales más al norte.

Esta pérdida también se pudo observar incluso en áreas agrícolas y en ciudades en donde la gente realiza esfuerzos para conservarlos.

“Es una tendencia muy perturbadora. Estamos hablando de la pérdida de los organismos vivos más grandes sobre el planeta, de las plantas con flores más grandes sobre el planeta, de organismos que juegan un papel clave en la regulación y enriquecimiento del mundo”, dice Bill Laurance de la James Cook University.

Según estos investigadores la pérdida de grandes árboles de distinto tipo y en tan distintas localizaciones parece estar producida por una combinación de factores como las prácticas agrícolas, el clareado de bosques, cambios inducidos por el hombre en el régimen de incendios, tala para conseguir leña y material de construcción, ataques de insectos y cambios climáticos rápidos.

“Así por ejemplo, la población de grandes viejos pinos en el bosque seco del oeste de Norteamérica ha declinado dramáticamente a lo largo del último siglo debido a la tala selectiva, a severos incendios y otras causas”, dice Jerry Franklin, de Washington University.

Los investigadores relacionan la pérdida de grandes árboles a la tragedia que ya afecta a los grandes mamíferos, como elefantes, rinocerontes, tigres o ballenas. Advierten que casi ningún programa de conservación considera los plazos de tiempo centenarios que se necesitan para asegurarse la supervivencia de los viejos árboles.
Foto

Gran baobab en Tanzania. Esta especie no tiene hojas en la temporada seca.
“Así como las poblaciones de animales de cuerpo grande, como elefantes, tigres o cetáceos, han declinado en muchos lugares del mundo, un considerable conjunto de pruebas sugiere que los viejos árboles pueden estar igualmente en peligro”, dicen estos científicos.

Estos investigadores realizan finalmente una llamada de atención para que se haga una investigación internacional urgente que evalúe la extensión de esta pérdida de grandes árboles y que identifique áreas en donde los grandes árboles tienen mejores oportunidades de sobrevivir.

Si el ser humano sobrevive a su propia estulticia (algo ya casi improbable), los escolares del futuro verán en sus libros de texto (posiblemente electrónicos) los árboles que había en el pasado y los admirarán de una manera similar a cuando nosotros a su edad admirábamos los dinosaurios o los mamuts. Entre otras cosas que sólo podrán ver virtualmente también estarán los grandes mamíferos, los glaciares de montaña, las selvas tropicales o los arrecifes de coral. En esas escuelas será difícil enseñarles el significado de la palabra “humanidad” en sus varias acepciones sin caer en la mayor de las contradicciones lógicas.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3984
Fuentes y referencias:

Nota de prensa en pdf.

Artículo original.

Fotos: NeoFronteras.

El nivel del mar sube más rápido que lo predicho

El nivel del mar sube más rápido que lo predicho:
El nivel del mar está subiendo un 60% más deprisa que las proyecciones realizadas por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).
Foto
Mientras que la subida de la temperatura parecen ser consistente con las proyecciones del IPCC realizas en los cuatro últimos informes, las medidas de satélite muestran que el nivel del mar está realmente subiendo a un ritmo de 3.2 mm anuales frente a los 2 mm anules predichos en esos informes.

Este hallazgo, que se publicó el 28 de noviembre en Environmental Research Letters, coincidió con la presencia de delegados de 190 países reunidos en Doha (Catar) en el congreso décimo octavo sobre el cambio climático auspiciado por las Naciones Unidas.

Los investigadores, del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto del Cambio Climático, del Tempo Analytics y del Laboratoire d’Etudes en Géophysique et Océanographie Spatiales, exponen que el hallazgo es importante para hacer el seguimiento de lo bien que encajan las proyecciones anteriores con los datos acumulados, especialmente porque las proyecciones hechas por el IPCC son usadas en la toma de decisiones.

El estudio tiene en cuenta un análisis de los datos sobre las temperaturas globales y el nivel del mar de las pasadas dos décadas y las compara con las proyecciones de los informes tercero y cuarto realizadas por el IPCC.

Los resultados se obtuvieron tomando los promedios de cinco series globales de temperatura oceánica y de tierra firme.

Después de eliminar tres conocidos fenómenos que causan variabilidad a corto plazo en las temperaturas globales (variaciones solares, aerosoles volcánicos y la oscilación el Niño/Sur) los investigadores encontraron que la tendencia promedio en el calentamiento es de 0.16 grados centígrados por década, que encaja con las predicciones del IPCC.

Las medidas de satélite del nivel del mar mostraron un panorama diferente, con un ritmo de aumento que era un 60% más rápido que las proyecciones AR4 del IPCC.

Las medidas del nivel del mar por satélite se realizan mediante el rebote de señales de radar sobre la superficie oceánica y son mucho más precisas que las medidas mareales directas en superficie porque tienen una cobertura prácticamente global, mientras que las medidas en superficie se hacen sólo a lo largo de la costa. Estas medidas superficiales incluyen además variabilidades que no tienen nada que ver con los cambios globales en el nivel del mar, sino más bien sobre cómo el agua se mueve por el océano, como por ejemplo bajo la influencia del viento.

El estudio muestra además que muy improbable que el aumento en este ritmo se deba a una variabilidad interna de nuestro sistema climático y además muestra que las componentes no climáticas del aumento del nivel del mar, como cuánta agua se almacena en embalses o se extrae del subsuelo, no tienen efecto sobre las comparaciones realizadas.

El autor principal del estudio, Stefan Rahmstorf, dice “Este estudio muestra una vez más que el IPCC no es ni mucho menos alarmista, sino que ha subestimado el problema del cambio climático. Esto se aplica no sólo al aumento del nivel del mar, sino además a eventos extremos y a la pérdida de hielo en el Ártico.”
Este artículo es una traducción literal de una noticia aparecida en IOP.
Foto: NeoFronteras.

El cambio climático pronto afectará al suministro de agua

El cambio climático pronto afectará al suministro de agua:
Las reservas de agua procedentes de la nieve de las montañas se reducirán significativamente en los próximos años, lo que afectará a miles de millones de personas.
Foto
Según un estudio se prevé que las reservas de nieve se alteren significativamente en los próximos años, lo que afectará a la disponibilidad de agua de miles de millones de personas, además de producir más inundaciones en la época no seca.

El estudio analiza el efecto del cambio climático sobre la acumulación de hielo y nieve y su deshielo a lo largo del siglo 21 en el oste de EEUU, la Europa alpina, Asía central, el Himalaya y el Tibet. Los resultados son especialmente problemáticos sobre las reservas de las que depende California, tanto para la agricultura como para uso humano. California es el mayor productor agrícola de EEUU y el sexto mayor exportador agrícola del mundo.

Según Noah Diffenbaugh, de la Universidad de Stanford, el oeste de los EEUU muestra una disminución de las precipitaciones de nieve debido al cambio climático.

La nieve se acumula en las montañas y al llegar el deshielo proporciona agua justo cuando es necesaria, por ejemplo para la agricultura. Si las precipitaciones en invierno son de agua en lugar de nieve entonces se pueden producir inundaciones y además es malgastada. Pero también se dan estos y otros problemas cuando el deshielo se produce antes de las fechas habituales. Este adelanto del deshielo se da por culpa del cambio climático.
Foto

Sierra Nevada (Califonia). De las nieves de estas montañas dependen en gran medida las reservas de agua de la región.
Lo más grave es que hay menos agua en primavera y verano, que es cuando más falta hace para la agricultura. Además se produce menos electricidad de origen hidroeléctrico en estas estaciones y el agua para consumo humano o industrial también disminuye.

Desde el punto de vista ecológico los ecosistemas se ven afectados por este cambio de patrón en el aporte de agua, las especies sufren y aumentan los incendios forestales y plagas.

La reserva de nieve es vital para la agricultura y para la gente en muchas partes del mundo. En las localizaciones antes mencionadas vive el 50% de la población mundial. En definitiva, la población del hemisferio norte depende de la nieve como reserva de agua.

De acuerdo a los resultados de este estudio, según el cambio climático se note cada vez más, aumentará la presión tanto sobre el control de inundaciones en la temporada fría como sobre la disponibilidad de agua en la temporada seca. Esto sucederá en regiones más densamente pobladas del planeta que ya son muy dependientes del agua. El efecto ya ha empezado a hacerse evidente desde hace tiempo, según Diffenbaugh.

Este investigador y sus colaboradores usaron modelos climáticos avanzados y datos de las últimas décadas sobre las precipitaciones para predecir el futuro patrón de precipitaciones, acumulación de nieve, etc. Encontraron que la acumulación de nieve disminuirá en zonas hasta ahora dominadas por la nieve en Norteamérica y sureste de Eurasia.

“Nuestro análisis resalta le impacto potencial del cambio climático si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan en la misma trayectoria”, dice Diffenbaugh. “Aunque el impacto más importante es probable que se dé a altos niveles de calentamiento global, nuestros resultados señalan el hecho que, si se continúa con las emisiones, en las próximas décadas se reducirá la acumulación de nieve en varias regiones, aumentando el riesgo tanto de inundaciones como de sequías en distintos periodos del año”, añade.

En definitiva, los efectos del cambio climático los vamos a ver pronto y no habrá que esperar a que pasen muchas décadas.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3986
Fuentes y referencias:

Nota de prensa.

Artículo original.

Fotos: NeoFronteras.
Se ha producido un error en este gadget.

Sudoku